Noticias

Alumna Duoc UC de intercambio en el país con la mejor educación del mundo

25 octubre, 2017

31d3e760-7141-4084-8aa8-0fd6a06aed3d_0

Entre las instituciones que propone la Escuela de Diseño, junto con la Dirección de Relaciones Internacionales para poder estudiar en el extranjero, se encuentran universidades y centros técnicos de los países bajos, considerados con los mejores estándares de calidad del mundo.

Caterina Bustamante, alumna de Diseño Gráfico de la Escuela de Diseño, viajó de intercambio por un año a Aalto University, en Finlandia con el objetivo principal de profundizar sus conocimientos sobre Design Factory, tras haber participado durante el primer semestre de 2017 del optativo del mismo tema.

Ella cuenta cómo es la vida en un país con una cultura tan diferente y cómo se está adaptando a los nuevos desafíos.

¿Cómo fueron los primeros meses de esta experiencia? ¿Es lo que esperabas o hubo muchos cambios?

Ha sido increíble. Por supuesto ha habido desafíos que no había considerado antes de venir, cosas tan simples como no entender absolutamente nada en el supermercado cuando tienes que comprar comida y cosas más grandes, como el agotamiento de tener que hablar en otro idioma todo el día hasta el punto de empezar a olvidar cómo se habla en español, pero vale la pena absolutamente. Es bueno aprender a adaptarse a los cambios.

¿Cómo te has adaptado a la cultura? ¿Cuáles son los principales desafíos en un país tan distinto?

Con algunas pocas excepciones, nunca me he sentido muy diferente acá, obvio que no parezco finlandesa y no hablo el idioma, pero en Chile siempre me sentí un “bicho raro” y acá son más como yo. Creo que el desafío más grande ha sido reconocerme capaz en un lugar donde todos parecieran ser superiores y mejores en absolutamente todo, pero es una buena oportunidad para construir el carácter.

¿En el tiempo que llevas realizando los cursos, cómo te resultan los conocimientos que estás adquiriendo, ves una gran diferencia con la idea que llevabas desde aquí?

El ritmo de las clases acá es muy diferente y, aunque la carga académica es súper grande, siempre está cambiando, hay cursos que duran dos semanas, otros que duran un año, hay de todo y los alumnos deciden qué hacen, cómo y cuándo, dentro de las posibilidades.

Todo funciona de otra manera, no existe esa jerarquía -que nunca me pareció correcta- entre profesores, alumnos y funcionarios. Todos son igual de importantes y se asume que puedes aprender algo de cada persona.

En cuanto a conocimientos, el nivel es impresionante, la gente realmente logra explotar su potencial en un lugar como este y con todos los recursos que tenemos a nuestra disposición.

¿Cuál es el desafío más importante que has tenido hasta el momento desde que llegaste?

El desafío más grande ha sido sin duda económico. Me vine solo con la ayuda de mi familia y mi pololo que es finlandés y vive acá, sin ellos, nada de esto habría sido posible.