Noticias

Intercambios estudiantiles: la otra cara de la experiencia

27 septiembre, 2017

P1070759

Cuando las expectativas se diferencian de la realidad, las distintas áreas de Duoc UC acompañan en el proceso a los alumnos extranjeros para que logren la mejor experiencia posible durante el tiempo que estén en Chile.

Generalmente, cuando se habla de intercambios estudiantiles, además del aprendizaje disciplinar se destacada la ganancia cultural; ¿pero qué pasa cuando no todo sale según lo esperado? ¿Cómo las distintas áreas de Duoc UC apoyan en este proceso tan especial para el alumno de intercambio? Este año, una estudiante brasilera, proveniente de la Universidad de Santa Catarina del Sur (UNISUL), vivió el intercambio desde un aspecto que no conocía, pero gracias al apoyo de la Escuela de Diseño y al Programa de integración y acompañamiento de alumnos de intercambio, de Relaciones Internacionales; María Julia Ignacio apostó por quedarse en Chile un segundo semestre de intercambio.

Todo comenzó bien y sin problemas: “fue rápido y tranquilo, no tuve problemas con la visa. Como soy organizada comencé a contactarme con la coordinadora de intercambio seis meses antes, siempre resolvieron mis dudas y el apoyo que tuve antes y durante el intercambio fue excelente y fundamental para lograr llegar y quedarme”, expresó María Julia.

Sin embargo, al llegar al país no todo sería tan fácil. No era su primer intercambio y por eso creyó que el choque cultural y disciplinar sería menor. “Creo que las principales diferencias están en el humor y en la forma de llevar la vida, además de la comida claro. Estoy segura que el un factor que influencia es el clima, el frío y la falta de sol, hace a la sociedad muy distinta a la brasilera”.

Para sortear estos problemas y la adaptación a la cultura, el equipo de Relaciones Internacionales tiene organizado en las sedes un programa con alumnos tutores que acompañan a los extranjeros en la tarea de conocer a los chilenos. Por otro lado, pueden existir las diferencias disciplinares entre el nivel con el que los estudiantes llegan al país y lo que se les exige de los cursos que toman.

En este caso, Alejandra Gardiazábal, docente de la carrera Diseño de Vestuario, explicó que Duoc UC tiene una línea técnica que no solo le enseña a los alumnos a coser, sino también a hacer moldes, a transformarlos y escalarlos. María Julia en su Escuela no tiene eso, tiene otra aproximación al diseño mucho más visual.

En mi clase que es Diseño y Colecciones de Moda les explico que en este nivel ya pueden mandar las piezas a coser, por ello al principio María Julia estaba un poco asustada porque iba a ser un proyecto muy difícil, pero lo trabajamos súper bien. Le hice correcciones especiales y además, tuvo un gran apoyo de su curso. La primera parte del taller es en grupo y le pedí a los buenos alumnos que la ayudaran y ella terminó haciendo un proyecto muy bueno y pasó la asignatura sin problemas”, aclaró Gardiazábal.

Alejandra también dijo que más que una política de Escuela, todos los docentes saben que cuando llega un alumno de intercambio, es importante acercarse más: “para nosotros los profesores es un gran desafío y a nuestros alumnos les hace muy bien ver cómo otros alumnos quieren venir a estudiar a Duoc UC porque tenemos mucho que ofrecer, es una situación en la que todos ganamos”.

Gracias a todo esto, María Julia siguió empeñándose y en julio participó de uno de los cursos de especialización que se realizaron en Nueva York, el FIT. “El curso cumplió con todas mis expectativas; respirar y vivir la moda todos los días me hizo ver cuánto vale la pena estudiar y hacer lo que uno ama. Uno de mis mayores aprendizajes, fue sin dudas, aprender que siempre estamos aprendiendo”.